lunes, 15 de octubre de 2012


I JORNADAS DE FAMILIA,CRIANZA Y EDUCACIÓN
10 y 11  de Noviembre del 2012




LA LLEGADA DE UN HIJO A NUESTRAS VIDAS, TODA UNA EXPERIENCIA DE CRECIMIENTO Y APRENDIZAJE PARA TODOS.

La tecnología y los medios tecnológicos, nos han permitido abrirnos a un conocimiento inimaginable e incluso inalcanzable sobre nuestro entorno y otras realidades que suceden en el mundo. Un recurso útil que nos ayuda a clarificar aquellas dudas que se nos presenta durante las diversas etapas o momentos de nuestra vida.

La llegada de un hijo/a es un gran acontecimiento, un viaje maravilloso y muchas veces inquietante. Un descubrir diario sobre quién es esa nueva personita que nos acompaña y qué necesidades tiene. Los padres y madres desean saber, conocer, investigar, aplicar, desarrollar métodos y técnicas, ideas, etc, que los medios y las redes sociales nos ponen al servicio. Pero ¿qué sucede cuando esa información con muy buenos resultados (según dicen los profesionales e investigaciones), no coincide con lo que realmente los padres y madres sienten que desean hacer? O por el contrario, cuando los padres y madres no saben qué desean o pueden hacer con sus hijos/as por los diferentes criterios y opiniones con los que se encuentran, o incluso cuando esa información, no es válida para nuestro hijo/a, pudiendo interferir incluso en su desarrollo.

Libros, revistas especializadas, internet, grupos de apoyo, profesionales diversos, hábitos, creencias y costumbres sociales y culturales, todo ello puede ser válido, pero es importante que toda esa información comience a ser filtrada desde el sentido común y el corazón.
En este caso, te damos la bienvenida maternidad y paternidad porque traes la oportunidad de la reflexión y el cambio. Traes que muchos padres, madres, familiares y demás profesionales, comiencen a replantearse algunas ideas que se les dijo en su momento:
  • No cojas a tu bebé tanto en brazos que se va a mal acostumbrar
  • Hay que dejarlo llorar para que “desarrolle sus pulmones”
  • El bebé está comenzando a tener “malas ideas”
  • Ya es hora de que comience a dormir solo y si llora, pues hay que ser fuertes y dejarlos que ya se cansarán y dormirán por aburrimiento o agotamiento
  • En la guardería te dicen cuando es el momento “adecuado” en hay que controlar esfínteres, dejar el biberón, la chupa sin plantearse si el niño/a está preparado para ello
  • Cuál es el mejor colegio ¿ aquel que ofrece programas de estimulación general del desarrollo y la inteligencia?; ¿aquel que inicia la lectoescritura a una edad precoz basándose en el principio de plasticidad cerebral?
Por tanto, una nueva oportunidad de revisar creencias y modelos de crianza , una nueva oportunidad de revisión de cuáles pueden ser las necesidades básicas de un bebé o un niño/a y más importante aún, las necesidades que nosotros como padres/ madres y seres humanos tenemos y sobre las que no nos planteamos o reflexionamos.

Realmente ¿cómo es mi hijo y qué necesita?, sabiendo quién es, ¿qué puedo hacer por él/ella para que se sienta mejor?, ¿ qué legado deseo dejarle en el futuro?.

Creemos en seres humanos cada vez más conscientes, sensibles, respetuosos, empáticos con su medio. Semillas que dan ese fruto, cuando son “abonadas” desde el momento de la concepción, cuando son recibidas amorosamente durante el momento del nacimiento y cuando son cuidadas durante toda su vida.


Laura Moya y Yolanda Domínguez Rodríguez

Carta de un Niño a su Padre
Querido papá,
Mis manos son pequeñas, por favor no esperes perfección cuando tiendo la cama, hago un dibujo, o lanzo la pelota. Mis piernas son pequeñas, por favor, camina más lento para que pueda ir junto a ti.
Mis ojos no han visto el mundo como tú lo ves, por favor déjame explorarlo, no me limites innecesariamente.
El trabajo siempre estará allí, pero yo seré pequeño sólo por un corto tiempo, por favor ten paciencia para explicarme las cosas maravillosas de este mundo y hazlo con alegría.
Mis sentimientos son frágiles, te pido por favor que estés pendiente de mis necesidades, no me regañes todo el día, a ti no te gustaría que lo hicieran contigo. Trátame como a ti te gustaría ser tratado.
Soy un regalo especial de Dios, por favor atesórame como Él quiso que lo hicieras, respetando mis acciones, dándome principios y valores con los cuales vivir, y enseñándome amorosamente.
Necesito tu apoyo y tu entusiasmo, y no tus críticas para crecer. Por favor no seas tan estricto, recuerda: puedes ser crítico con las cosas que hago sin criticarme a mí.
Por favor, dame libertad para tomar mis propias decisiones. Permite que me equivoque para que pueda aprender de mis errores. Así algún día, estaré preparado para tomar las decisiones que la vida requiere de mí.
Por favor, no lo hagas todo tú. Eso me hace sentir que mis esfuerzos no cumplieron con tus expectativas.
Yo sé que es difícil, pero deja de compararme con mi hermano, yo soy yo.
No temas alejarte de mí por un corto tiempo. Los niños necesitamos vacaciones de los padres, así como los padres necesitan vacaciones de sus hijos…….

Muchas gracias,
Tu hijo.