lunes, 2 de abril de 2012

CÓMO ALIVIAR LOS CÓLICOS EN EL BEBÉ


“Según la Asociación Española de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría de Atención Temprana, se considera al cólico del lactante como aquel cuadro prolongado de llantos, la mayoría de las veces inconsolables, que se inicia alrededor de la segunda semana de vida, repitiéndose casi a diario y que puede persistir hasta el tercer o cuarto mes”


Los cólicos se definen como espasmos o contracciones dolorosas del intestino, es uno de los problemas que más afectan a los bebés durante sus primeros meses de vida. Aparecen generalmente durante la 2 semana hasta el 4º mes de vida, periodo durante el cual el bebé manifiesta dolor y llanto durante varias horas seguidas, observándose expulsión de gases, tensión y flexión en piernas y extremidades. Este cuadro ocurre frecuentemente en horas de la tarde y al anochecer (entre las 17:00  y 23:00 horas) En esos momentos, parece que no hay nada que pueda aliviar o calmar al bebé. 

Los diversos profesionales hablan sobre el origen o causa de los cólicos haciendo referencia a un origen multifactorial: alteraciones del sueño en el bebé, relación y comunicación en el medio familiar con el bebé,  alteración en la función gastrointestinal, reacciones alérgicas, sistema digestivo o nervioso  inmaduro, intolerancia a la proteína de leche de vaca ( PLV), etc.

 
Según Wessel y Carey destacamos los siguientes criterios médicos:
Criterios principales:
-         Llanto paroxísticos ( más de 3 horas al día y 3 días a la semana)
-         Comportamientos motóricos característicos con las piernas flexionadas sobre el abdomen ; puños de las manos cerrados
-         Agitación: el bebé está inquieto , molesto e irritable
Criterios secundarios
-         Bebé  aparentemente saludable ( el llanto es inexplicable)
-         Facies dolorosas
-  Síntomas gastroinstestinales: distención, gases, estreñimiento, regurgitaciones…
-         Escasa respuesta a estímulos tranquilizadores
-         Otras factores: estrés de los padres, patrones del sueño y/o comidas inalterados
Desde el punto de vista de la fisioterapia y osteopatía cráneo- sacral, se requiere de una valoración  más profunda para identificar posibles causas estructurales que estén afectado al bebé y que puedan haberse producido principalmente durante el proceso del parto.
Lo que si sabemos, es que éste problema crea gran ansiedad en el entorno familiar del bebé…que por lo general en ese momentos, cogen al bebé, lo mecen, le dan de comer para intentar calmarlo y genera mucha angustia al bebé, a su mamá, papá o persona que lo está atendiendo.

Como educadora de Masaje Infantil y tras el trabajo llevado a cabo con bebés de diversas edades y características (bebes “sanos”,  ”prematuros”, “con discapacidad”) he podido comprobar cómo el masaje es un gran aliado para aliviar los cólicos, gases y estreñimiento del bebé. Pero un aspecto muy importante a tener en cuenta, es que para ofrecer alivio y confort al bebé, es necesario que su mamá/papá pueda mantener la calma durante esos momentos, ofreciendo una compañía de mayor calidad teniendo en cuenta que lo que el bebé necesita, es un ambiente tranquilo y seguro y una compañía agradable que lo pueda contener, proteger y acompañar durante el momento de dolor y malestar. Nuestra tensión y ansiedad sólo genera más tensión y ansiedad en el bebé.
¿Qué hacer para aliviar a nuestros bebés?
  • Mantener la calma y respirar profundamente mientras lo acompañamos.
  • Llevar el mayor tiempo posible a nuestro bebé piel con piel o en un fular o portabebés ergonómico.
  • Masajear la zona abdominal a través de la secuencia muy sencillita que les detallaré a continuación. Dicha secuencia se repite varias veces al día, aprovechando los momentos de cambio de pañal y baño del bebé. Si somos constantes en la práctica, a la semana o pocas semanas, se observan mejorías en el bebé (el bebé llora con menos intensidad y durante menos tiempo). No aplicar el masaje durante la crisis de dolor, esperar a que se calme un poco.
  • Utilizar un aceite natural y a ser posible ecológico para ofrecer el masaje: aceite de sésamo, caléndula o almendras.
  • Aplicar calor después de ofrecer el masaje (evitar el uso de bolsas de agua caliente y mantas eléctricas). Utilizar para ello bolsitas de semillas de calor o paños de algodón calentados con una plancha; un bañito de agua templada también les sentará muy bien.

Me gusta utilizar la bañera Shantala para bañar a los bebés desde el 1º día de vida, hasta los 12 meses, porque aparte de mantener al bebé en una posición adecuada que favorece la expulsión de gases, se puede bañar en cocciones de plantas que le producirán alivio y bienestar, por ejemplo: manzanilla, hinojo, etc.

  • Se aconseja a la mamá que da el pecho que elimine excitantes de su dieta (café, té, chocolates…) y la leche de vaca temporalmente.
SECUENCIA DEL MASAJE
1º Manos que reposan
Para comenzar el masaje en el abdomen, lo primero que vamos a hacer para comenzar el contacto, es reposar nuestras manos en él, mientras informamos a nuestro bebé de que vamos a hacerle el masajito en esa zona.
2º Realización de la Noria ( 6 veces)
Deslizaremos nuestras manos por el vientre de nuestro bebé desde el alto vientre al bajo vientre. Primero una mano y luego la otra. Debemos utilizar, para ello, toda la palma de la mano. 

3º. Empujar y presionar las rodillas sobre el abdomen-mantenido
En esa posición , nos mantenemos y contaremos hasta diez , bajamos y estiramos las piernas de forma suave y con pequeños balanceos.
4ª El sol y la Luna ( 6 veces)
Con nuestra mano izquierda extendida sobre el vientre del bebé, realizamos giros en el sentido de las agujas del reloj- círculos enteros , sin despegar la mano del vientre- y con la mano derecha realizamos medio círculo, levantando la mano al llegar a la zona baja del vientre para colocarla nuevamente en la zona alta del vientre.Dibujamos el sol con la mano derecha y la luna con la izquierda

5º. Empujar y presionar las rodillas sobre el abdomen-mantenido
En esa posición , nos mantenemos y contaremos hasta diez , bajamos y estiramos las piernas de forma suave y con pequeños balanceos.