miércoles, 28 de diciembre de 2011

ETIQUETAS DIAGNÓSTICAS: DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD



Los tiempos han cambiado, estamos en una constante evolución social, personal y espiritual, por ello se requiere de una gran aceptación, confianza y comprensión, para poder vivir esos cambios de la forma más agradable posible....Nuestros niños/as y todos los que están "llegando y por venir" reflejan, expresan y materializan esos cambios, de forma que nos estamos encontrando con niños/as que tienen características y necesidades muy diversas y variadas....

Nohemí Paymal, en su libro de pedagogía 3000, recoge las siguientes características:
1 Mayor autonomía y autodesarrollo
2 Mayor percepción y sensibilidad
3 Sincronización natural de ambos
hemisferios cerebrales. Destrezas
del hemisferio derecho.
4 Inteligencia emocional supradesarrollada
5 Talentos psíquicos
6 Inteligencias múltiples
7. Inteligencia intuitiva o energética,
inteligencia práctica y inteligencia
co-creadora.

Por tanto, si observamos sus características, podemos comprender que los niños/as están necesitando un entorno educativo, social y familiar que se adapte a sus necesidades, un entorno donde se estimule y propicie la autonomía, educación autodidacta, el descubrimiento, la creatividad y flexibilidad, la autoexploración, el desarrollo afectivo e inteligencias múltiples, el juego, el desarrollo corporal, el desarrollo artístico....etc. Desde mi punto de vista, el no adaptar nuestra forma de educativa o de crianza a estas características y necesidades, trae una serie de consecuencias que afectan al niño/a en su desarrollo general ( afectivo, social, cognitivo, etc); esas consecuencias pueden ocasionar conductas "desestructuradas " en el niño/a, muchas de ellas debidas a que no se le está dando la respuesta que necesita....si observamos en los colegios, hay como una "nueva moda clasificatoria", los niños/as hiperactivos y con déficit de atención, pero no solo observamos la utilización de estos términos en los colegios, ya en los entornos naturales y sociales, cuando un niño/a " se mueve mucho, no para, cambia de actividades con gran facilidad y rapidez " se comenta, este niño/a es hiperactivo/a.....

A continuación les detallo algunas características que suelen presentar los niños/as con una posible hiperactividad disfuncional (algunas de las mismas son extraídas del libro Pedagogía 3000):



Posible Hiperactividad

1. A pesar de que el niño esté 
estudiando o jugando con algo de
su interés, no puede quedarse
concentrado por mucho tiempo.
Tiene que levantarse, hacer otra
cosa, dispersarse.

2. Su actividad motora es excesiva.
Se mueve constantemente y hace
movimientos que no parecen
justificados. 

3. Gran y constante impulsividad, por
ejemplo para tomar una iniciativa,
responder a una pregunta y en
general, sin respeto a los demás.
Le hablas de respeto y no hace caso
(aún si lo desea).

4.En general, tienen dificultades de
aprendizaje, a veces asociado con
dificultades de socialización,conflictos personales, falta de autocontrol y autodisciplina.

5.La coordinación motriz suele ser
brusca, rápida y un poco torpe.
Rompen cosas. Suelen sufrir accidentes.
Suelen perder y extraviar sus cosas con frecuencia

Conductas Normales en los niños/as

1. Algunos de estos niños también se mueven todo el tiempo, pero con buena coordinación y con motivos para moverse. Sus actividades son congruentes, de acuerdo a un proyecto
coherente específico y continuo que el niño se propone.
Si bien es cierto que este niño tiene a veces una gran velocidad de ejecución, es más maduro y consecuente con sus acciones, y más respetuoso. Si le hablas de respeto, sí escucha y entiende.

2. Dejan las cosas sólo si se aburren; en caso contrario terminan sus tareas con éxito.

3.Tienen dificultades de aprendizaje en
general, pero es porque no les gustan los métodos convencionales de repetición y uniformidad del sistema escolar tradicional.
No obstante, tienen una enorme facultad para aprender muchas cosas rápidamente (especialmente si el tema les atrae). No está asociado a trastornos sociales; por el contrario, suelen ser bastante carismáticos
y queridos.

4. Sus movimientos, si bien son rápidos, no suelen ser torpes. En general tienen un excelente equilibrio, saben medir el peligro y no sufren de accidentes.